Cuando el que subscribe estas palabras era niño existían ya los juegos de sumar entre algunos videojuegos, pero no estaban valorados, los que había eran máquinas que difieren mucho de las que ahora aprovechan toda la tecnología actual, hay quien las puede llamar incluso arcaicas, máquinas de videojuegos con imágenes pixeladas de muñecos o vehículos, pero el entretenimiento era máximo, ya que nunca se había visto nada igual.

Se podía interactuar con los personajes del videojuego mediante joystick analógicos, que pocos movimientos nos dejaban realizar, pero que sin duda satisfacían las necesidades en esos momentos, que no era otras más que mover arriba y abajo, de derecha a izquierda y quizá algún pequeño salto y con suerte un espadazo (o lo que parecía ser un espadazo, solo había que dejar volar la imaginación).

Pero en poco tiempo se tornó el hobbie contra sus amados usuarios, puesto que la tarea a realizar no dejaba de ser un puro pasatiempo de recoger monedas, matar marcianos o hacer correr un vehículo por una carretera prácticamente recta, todos nos acordamos aquel flamante Ferrari rojo con la pasajera rubia que tanto costaba mantener en la carretera con las pixeladas curvas.

juegos de sumar

Los juegos de sumar en la actualidad

Sin embargo, hoy los videojuegos son otra cosa, si es cierto que siguen utilizándose como pasatiempo con complicadas historias y gráficos increíbles, pero sin duda en un segundo plano, pero no menos importante, ejercen una influencia positiva y nos hacen desarrollar habilidades, pensar, decidir, responder a los problemas y muchas más cosas.

Pero, ¿Son importantes en la educación de nuestros hijos? Quizá una madre “chapada” a la antigua diga que es una pérdida de tiempo  y un “comecocos” que hacen perder el tiempo a sus hijos, pero lo que sabe es que es una fuente de estimulación que se puede encauzar hacia el aprendizaje de sus hijos.

Dirás, ¡Estás loco!, ¿como va a ser bueno para nuestros hijos? Muy señor lector o lectora, hay una famosa frase que dice, “si no puedes con el enemigo, únete a él”, podemos utilizar los videojuegos para estimular a nuestros hijos y que aprendan haciendo lo que más le gusta.

¿No me crees? Solo hay que saber encauzar a nuestros hijos, tarde o temprano acabaran algún tiempo atados a la pantalla del ordenador o de la televisión, es mejor anticiparse y ponerse con ellos para fortalecer su estimulación desde pequeños, y por eso existen juegos entretenidos que simplemente tengan como objetivo ayudarles a aprender a sumar, restar o multiplicar, plantean problemas que requieren ingenio y fomentan la estimulación.

videojuegos

Alegato para finalizar

No es necesario buscar grandes historias y/o caros videojuegos, en Internet existen webs de juegos que nos ayudarán con esta tarea, gracias a estimulantes juegos fáciles de utilizar, si no me crees pincha en ver más y podrás visualizarlos.

No estigmatices los videojuegos, no vendas la piel del oso antes de cazarlo, únete al club y sé amigo de tus hijos, encáuzalo por el buen camino y dale tiempo para que se desarrolle por sí mismo. Por eso titulé este post con el título de la importancia de los juegos de sumar.

Gracias por haberme leído y os invito a que dejéis vuestras opiniones.